viernes, 17 de junio de 2011

Fiesta de la siega y la trilla en Albelda (3 de julio)


Albelda (Huesca)http://www.aldelda.es/— celebrará el domingo, 3 de julio,  la Fiesta de la Siega y la Trilla. Una iniciativa cultural que se celebra  desde hace más de  10 años, con casi 200 las personas que se reúnen para rememorar cómo recolectaban nuestros abuelos la cosecha del cereal, una labor realmente dura que actualmente se realiza con modernas cosechadoras.  Una oportunidad para ver cómo se realizaban las  labores de siega con hoz, el funcionamiento de las primeras  segadoras y el uso de trillos tirados por caballerías. Además de hilanderas, esquiladores, fabricantes  de licores por medio de alambiques, o de cañizos. Los más pequeños podrán pasear a lomos de burros y ponies dispuestos a hacer las delicias de los niños. A las nueve, concentración de carros y caballos en la Plaza Mayor que se desplazan en dirección a la era situada a las afueras del pueblo donde  tendrá lugar la siega y la trilla; la Associació de Mossos i Carreters d’Albelda, vestidos como nuestros mayores, mostrará diferentes aperos y carruajes, así como animales de tiro (caballos, mulas, burros, etc.). Los integrantes de esta asociación irán vestidos como lo hacían nuestros mayores para recrear estas tareas agrícolas. Y a media mañana, almuerzo a la antigua usanza tal con lomo y longaniza con tomate.
Además, el CIAR ha organizado un viaje en autobús, con inscripciones hasta el 30 de junio. www.ciaralfranca.com/Actividades.aspx/Details/664/fiesta_siega_trilla.


La Torre de Mediano, memoria hecha postre en Aínsa (verano)

La emblemática Torre de Mediano, convertida en dulce postre sobre una salsa azul evocadora del pantano, es uno de los nuevos platos del menú Tradición y vanguardia, que ha estrenado el restaurante Callizo —Plaza Mayor, s/n. Aínsa. 974 500 385—. El resto del amplio menú, que aúna raíces, mestizaje y vanguardia, ofrece, por 43 euros más las bebidas, aperitivos, con unas Gildas diferentes, olivas esferificadas, miniquesos de Radiquero, aceite Ecostean y crujientes de parmesano. Las tapas de primavera: Esturión del Cinca, espuma ligeramente ahumada, polvo de frutos secos, café y vainilla; Colmenillas a la crema; Envoltini de gamba y hongos con mahonesa de curry verde; y Brocheta de setas frescas del día con velo de latón —cerdo— D’a Fueva a la brasa de romero. Del vino del Somontano, Vieira a la parrilla, calabaza de radiqué, las notas y el perfume de chardonnay. De la trucha y el río Tataki de trucha del Cinca, ensalada de algas frescas y dashi de jamón de Teruel. Del universal foie gras, Timbal caramelizado, hierbas anisadas, manzana reineta y confitura de cebolla y Módena. Del kilómetro cero, Migas de pastor, yema de huevo de corral y contrastes de la despensa de Sobrarbe. Del bacalao, Humo de carrasca, cocochas a la brasa, verduras asadas en conserva y alcaparrones de Ballobar. Y del cordero, Espalda asada con texturas de frutas blancas, costilla a la parrilla, espuma de patata y queso de Saravillo.
Par concluir el festín, el citado postre, Sobrarbe y la nostalgia, y otro, pictórico, Amanecer en el bosque, plagado de contrastados sabores.
Dulce evocación de un pueblo
inundado, Mediano

Hechizos, menú de verano en La Mandrágora (junio y junio)

El restaurante La Mandrágora —La Paz, 21. Zaragoza. 976 210 434/presenta sus Hechizos de verano, por 27 euros y dos personas mínimo. Como centros de mesa,  Montada de salmón ahumado en casa a la tártara, Ensalada de ave en suave escabeche a la naranja y Gambas parrilla al limón; a alegir,  Bacalao con ajetes tiernos en emulsión de aceite de oliva virgen, Muslitos de pato en confit con salsa de moras y nueces o Entrecot de ternera a la parrilla con guarnición. Y Sorbete de limón al cava, media botella de Lelia garnacha.

Diseñe su etiqueta y su postre (hasta el 15 de julio)

Enate y el restaurante El Foro —Eduardo Ibarra, 4. Zaragoza. 976 569 611—, proponen un divertimento que fomentará la creatividad de los comensales. Con la excusa de la exposición Etiquetas imposibles, del artista oscense Vicente García Plana, los clientes podrán diseñar tanto su postre, como la etiqueta del vino que han bebido, el reserva Enate 2004.
Botellas diseñadas
en El Foro
Será hasta el 15 de julio, por 35 euros, con el siguiente menú, diseñado por el jefe de cocina, Pedro Martin: Salteado de jamón DO Teruel con cuajada de queso y gelatina de Coca-cola, Ajoblanco con buñuelitos de bacalao, Coquitos de langostino sobre ragú de vieiras, Bolitas de merluza en tres rellenos, Lomo de ciervo braseado sonre fideo chino en soja y pepitoria aragonesa.
Hasta aquí el comensal se dedica a comer lo que le proponen, pero el postre No endulzamos. Hazlo tú mismo, como preludio a la muestra de las dotes artísticas, debe ser diseñado por el cliente, a partir de los elementos que se le ofrecen en un amplio plato: bizcocho, crepe, nata montada, culís de mora, culís de frutos rojos, crema inglesa, compota de manzana, chupito de moscatel, mousse de chocolate y fresa. Será entonces el momento de lanzarse a los alpino y diseñar la etiqueta imposible de cada comensal.