lunes, 1 de agosto de 2011

Encuentro de pastores en Guadalaviar (5 al 8 de agosto)

Guadalaviar acoge el XI Encuentro de Pastores, Nómadas y Trashumantes, durante los días 5, 6 y 7 de agosto. Este año, el territorio pastoril invitado es La Gascuña francesa y el territorio ensoñado, la Arcadia. Organizado por la Asociación de Amigos del Museo de la Trashumancia, habrá numerosas actividades: puerta abiertas en el museo, conciertos, charlas, pasacalles, con la música como hilo conductor. Además de comidas y vermús pastoriles.

Programa de actividades

Chuletas y vino (jueves, 4)

La Sidrería El Trasgo -Pamplona Escudero, 28. Zaragoza. 976 352 007- propone, para quienes no estén de vacaciones (o sí, pero en la ciudad) una cata de chuleta y vino. Por 10 euros, láminas de chuleta de vaca gallega, que se disfrutará con un blanco gewürztraminer Cojón de Gato y también un garnacha Maria de la O. La velada será amenizada con música chill out de una joven promesa de los vinilos.

Cata nocturna, a ritmo de jazz (sábados, 6 y 20)

Bodegas Ruberte, DO Campo de Borja, continúa con sus catas nocturnas en la bodega. Viaje desde Zaragoza hasta Magallón en autobús, para conocer el proceso tradicional de vinificación, participar en una cata dirigida por la enóloga Susana Ruberte y degustar una cena con productos regionales ambientada con jazz, por 29 euros. Los sábados 6 y 20 de agosto, con el siguiente programa: salida en autobús desde el Paraninfo de Zaragoza, a las 19.30; visita a las cavas subterráneas de Borja; recorrido explicativo por los lugares de vinificación; cata nocturna dirigida por Susana Ruberte en Magallón, a las 21.15; cena lunch exterior con música en directo y regreso al Paraninfo de Zaragoza, con llegada estimada a las 23.30. Inscripciones: 976 900 200 / http://www.bodegar.es/.

Cuando nació la agricultura (hasta el 22 de agosto)

Hasta el 22 de agosto, Jaca acoge, en el Llano de Samper, la exposición de La Caixa, Neolítico de nómadas a sedentarios. Allí se muestran las formas artísticas, económicas, tecnológicas, culturales y rituales de las primeras comunidades neolíticas, abarcando un período de entre 13 000 y 5000 años, desde los últimos cazadores hasta las primeras sociedades urbanas. A través de un conjunto de materiales representativos que aparecen en la exposición -como vasos cerámicos, herramientas de piedra tallada y pulida, ilustraciones de poblados, escenografías de cuevas y casas o esculturas humanas y animales- se desvelarán los hitos culturales que marcaron el camino hacia la civilización: la agricultura, la ganadería, la cerámica y la escritura. La aparición de estos avances supuso un cambio decisivo en la evolución cultural del ser humano que pasó de ser nómada a sedentario. Una auténtica vuelta al pasado en la que el visitante podrá observar de qué manera los hombres y mujeres decidieron emprender una nueva aventura hacia la vida sedentaria.